ABDUCCIÓN A ORILLAS DEL RÍO

EN 1973, 2 PESCADORES QUE SE ENCONTRABAN A ORILLAS DEL RÍO PASCAGOULA EN MISSISSIPPI, EE.UU., FUERON AL PARECER SECUESTRADOS POR ENTIDADES NO HUMANAS. SUS RELATOS, AL PARECER, NO TIENEN UNA EXPLICACIÓN TERRENAL.

.

LA ABDUCCIÓN DE PASCAGOULA 

.

1
Charlie Hickson (42 años) y Calvin Parker (19 años), protagonistas de esta historia.

.

La abducción de Charlie Hickson (1931-2011) y de Calvin Parker en 1973, a orillas del río Pascagoula en Mississippi, es para muchos investigadores uno de los casos que demuestra que las abducciones son fenómenos reales que merecen ser estudiados seriamente. El caso Pascagoula también constituye una de las abducciones más extrañas y al mismo tiempo, una de las más documentadas; incluyendo un audio original casi incomprensible (por su antigüedad y las condiciones en que fue registrado) pero que especialistas han procesado y subtitulado en español e inglés para que los interesados puedan escuchar el desconcierto y la desesperación que expresan las voces de los afectados.

.

UNA NOCHE DE PESCA

En 1973, Charlie Parker, de 42 años, era un veterano de la guerra de Korea que había peleado en varios combates importantes y que trabajaba en el astillero de Johnny Walker, uno de los varios astilleros que existían en el Golfo de la costa del Mississipi. Calvin Parker, de diecinueve años, trabajaba bajo las órdenes de Charlie Parker en el astillero Walker. Ambos vivían en el condado Jones. Charlie Hickson relata la relación que tenía con Calvin Parker en un documento redactado en 1974 para el investigador William Mendez:

Mi hijo mayor Eddie (ahora un Marino destacado a Okinawa) y Calvin tienen casi la misma edad y han crecido juntos en el condado Jones. Ellos, yo mismo, y el papá de Calvin hemos pasado muchas horas placenteras pescando juntos cuando Eddie y Calvin eran niños.” (Relato incluído en el libro titulado “UFO, Contact in Pascagoula» que escribió Mendez con la colaboración de Hickson).

La noche del 11 de Octubre de 1973, Charlie y Calvin decidieron ir en auto a pescar. Luego de intentar sin éxito, en varios lugares, que los peces mordieran el anzuelo, Charlie le propuso a Calvin ir a pescar al muelle del abandonado astillero Shaupeter…

2
En la fotografía podemos apreciar el lugar en el que ocurrió la abducción de Pascagoula. El círculo rojo marca el lugar en el que se encontraban pescando Calvin y Charlie. El círculo negro marca el lugar en el que aterrizó la nave y el círculo azul el lugar donde se encontraba estacionado el vehículo de Charlie.

.

UN EXTRAÑO OBJETO VOLADOR SE ACERCA

Mientras se encontraban pescando, alrededor de las 10 p.m., escucharon un zumbido a sus espaldas. Charlie volteó y observó a un objeto volador con forma de balón de fútbol americano que estaba aterrizando a unos veinte metros de dónde ellos se encontraban. La nave media aproximadamente de tres a cuatro metros de ancho, tres metros de alto y diez metros de largo. Emitía una luz azul intermitente y no producía ruidos parecidos a los de un motor. Charlie declaró haber observado algo parecido a una ventana en la parte superior del objeto.

Los amigos se miraron desconcertados, asustados pero también curiosos. De repente, el objeto descendió y se mantuvo flotando a pocos centímetros de la superficie. Una abertura apareció en uno de los lados del objeto y la luz azul se apagó. Charlie relató que pudo divisar el interior del objeto. gracias a la abertura, y le pareció que resplandecía.

3
Arriba, dibujo de la nave realizado por Calvin Parker en 1975. Abajo, dibujo de la nave realizado por Calvin Parker en 1973.

.

LOS HORRIBLES TRIPULANTES APARECEN

Luego, tres seres de aproximadamente un metro y medio de estatura aparecieron por la abertura y empezaron a deslizarse hacia Charlie y Calvin. Charlie recuerda haber visto la expresión en el rostro de Calvin y haber pensado que él no era el único que estaba viendo a los extraños seres. Según Charlie, fue en este momento en el que el miedo se hizo evidente. Veamos como describe Charlie Hickson a los seres que salieron de la nave:

Ellos [los seres] se salieron flotando de la abertura, se mantuvieron a la misma distancia del suelo que la nave y vinieron por nosotros…La cabeza parecía salir directamente de los hombros, y algo que se asemejaba a una nariz terminaba en una punta que medía casi cinco centimetros. En cada lado de la cabeza, alrededor del lugar dónde estarían las orejas, había algo similar a la nariz del frente. Directamente debajo de la nariz del frente había una ranura que parecía ser la boca. Los brazos eran algo parecido a los brazos humanos, pero más largos en proporción a su cuerpo; las manos parecian unos mitones, había un pulgar adjunto al mitón. Las piernas permanecían juntas y los pies eran como pies de elefante. El cuerpo entero estaba arrugado y era de un color grisáceo. Podían haber habido ojos pero la parte de arriba de la nariz estaba tan arrugada que no podía distinguirlos.” (“UFO, Contact in Pascagoula”. William Mendez y Charlie Hickson. Wendelle C. Stevens, 1983.)

4

.

LOS MINUTOS DE TERROR COMIENZAN

Dos de los seres cogieron a Charlie del brazo, quien percibió, solo por unos segundos, dolor en ese brazo. Desde ese momento, Charlie se sintió paralizado, sin capacidad alguna de movimiento y perdió algunos de sus sentidos.

Charlie vio que uno de los seres se llevaba a Calvin, quien parecía cojear. Ambos fueron transportados hacia la nave, que se mantenía flotando sobre la superficie; y ya dentro, Charlie recuerda que la luz era tan brillante que lo cegaba y que no podía cerrar sus ojos porque algo se lo impedía. Para entonces, Calvin estaba en shock, y se mantendría en tal estado en el interior de la nave.

5

.
«EL OJO GRANDE»

El miedo se había apoderado de Charlie. Pensaba en morir y en lo que podia estarle pasando a su amigo Calvin. Mientras estos pensamientos invadían su mente, algo parecido a un ojo gigante salió de lo que podría ser una de las paredes de la nave. Charlie nunca estuvo seguro de cómo apareció el ojo pues el nivel de luz que había en ese espacio lo cegaba. El ojo se acercó a Charlie y se detuvo, aproximadamente, a quince centímetros de su rostro. Charlie trató de cerrar sus ojos pero no pudo. El ojo lo observó de pies a cabeza. Charlie no sentía nada. En un intento de entender lo que le sucedia, Charlie trató de mover los dedos de los pies pero tampoco lo logró. Mientras Charlie caía presa de la desesperación, el ojo se alejó.

Veamos como Charlie Hickson describe su experiencia dentro de la nave en el documento que preparó para William Mendez en 1974:

Las cosas me habían soltado y debían estar en algún lugar detrás de mí porque yo no los vi moverse en frente de mí. Traté de moverme de nuevo; algún tipo de fuerza todavía estaba presente. “¡Por favor no me lleven!” Yo sabía que estaba diciendo esto, pero no podía escuchar mi voz. Estuve solo por lo que pareció una eternidad, pero no pudo haber sido más de unos cuantos minutos….Luego, los vi de nuevo. Ellos me agarraron de la misma manera que lo habían hecho antes. La abertura apareció de nuevo y flotamos hasta ella, “Quizás este no sea mi día para morir”. Flotamos a traves de la abertura y nos movimos hacia el lugar del que me habían recogido. Mis pies tocaron el suelo. Cuando me soltaron caí, mis piernas no me sostenían.” (“UFO, Contact in Pascagoula”. William Mendez y Charlie Hickson. Wendelle C. Stevens, 1983.)

Charlie cayó al suelo ya que sus piernas se vencieron. Lo primero que vio fue una fuerte expresión de terror en el rostro de Calvin. Según Charlie, nunca había visto a alguien tan aterrorizado.

6
Charlie Hickson explicando detalles sobre su abducción en el lugar de los hechos.

.

EL ULTIMO MENSAJE Y LA ZOZOBRA

Con esfuerzo, Charlie se deslizó por el suelo hasta el lugar donde estaba Calvin de pie y en shock. Mientras Charlie trataba de hacer reaccionar a Calvin, escuchó el zumbido producido por la nave y volteó en el momento en el que esta se elevaba y desaparecía. Charlie declaró que mientras observaba como la nave se elevaba, un mensaje cruzó por su mente: “Somos pacíficos, no queremos hacerte daño”.

Charlie trató de que Calvin reaccionara pero este gritó “¡No, por favor no!” y se desplomó asustado. Luego de unos minutos, Calvin reaccionó y lo primero que dijo fue “Charlie, ¿qué vamos a hacer? ¿quiénes son ellos? ¿qué nos van a hacer?…Charlie, es como si hubiera muerto y regresado a la vida. ¿Estas seguro que estamos bien?«.

Cuanto menos tranquilos al verse intactos, se refugiaron en el auto, y Charlie comenzó a beber unos tragos de whisky para calmarse. Los amigos empezaron a considerar la posibilidad de no contarle a nadie la experiencia pero luego de unos minutos surgió una interrogante: ¿y si estos seres regresaban? ¿y si este era solo el primer paso de un ataque masivo?… quizás esto era solo el inicio de una invasión alienígena.

Aún presa del pánico, ambos tomaron la decisión de informar lo acontecido a las autoridades militares de la zona. Hicieron una llamada desde un teléfono público a la Base Aérea Keesler, ubicada a unos cincuenta kilómetros al este del lugar en el que se encontraban. Charlie le relató lo ocurrrido a la operadora telefónica de la Base Aérea para pedirle que lo comunicara con la persona indicada pero la operadora le dijo que ellos no se encargaban de ese tipo de cosas y que debía comunicarse con el Sheriff del condado.

Charlie y Calvin consideraron la posibilidad de contarle lo ocurrido al Sheriff pero temían que serían objeto de burla por parte de los policías. Entonces, los amigos decidieron pasar por las oficinas del diario “Mississippi Press” para reportar el hecho. En todo caso, si la motivación era alertar a la población o a las autoridades un reportero podía ayudar. Sin embargo, cuando llegaron a las oficinas del diario, uno de los vigilantes nocturnos les dijo que si querían hablar con un reportero tendrían que regresar al día siguiente en la mañana porque a esa hora no habían reporteros.

Al ver que no tenían otra opción más que reportar el hecho a la oficina del Sheriff, Charlie hizo una llamada a la oficina del Sheriff y volvió a relatar el episodio. Según Charlie, el oficial que respondió la llamada lo tomó como una broma. El capitán Glen Ryder, quien recibió la llamada de Charlie, por órdenes del Sheriff Diamond, le pidió a los abducidos que lo esperaran en el lugar de los hechos ya que él mismo se acercaría para escoltarlos a la comisaria.

7
La Base Keesler de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos ubicada en Biloxi, Mississippi, cerca a Pascagoula.

.

LA ENTREVISTA CON EL SHERIFF

Molestos por la burla del oficial que respondió la llamada pero decididos a contar su historia, los amigos se dirigieron a las oficinas del Sheriff. Charlie recuerda que en el camino a las oficinas del Sheriff, Calvin tenía la mirada perdida.

Charlie y Calvin aparecieron en las oficinas del Sheriff del condado Jones con algunos de los pescados como prueba de lo que habían estado haciendo antes del incidente. El Sheriff del condado Jackson, Fred Diamond, y el capitán Glenn Ryder recibieron a Charlie y a Calvin y los interrogaron por separado varias veces. Al parecer, el Sheriff Diamond, a pesar de que los testimonios de Charlie y Calvin encajaban perfectamente, no creía en la fantástica historia de los seres que flotaban y el gran ojo; así que decidió tenderles una trampa para desenmascararlos.

Uno de los cuarto de las oficinas del Sheriff tenía micrófonos escondidos para grabar interrogatorios. El Sheriff Diamond llevó a los dos amigos al cuarto que tenía los micrófonos escondidos, activó la grabadora y les hizo un tercer interrogatorio. Luego del interrogatorio, todos los oficiales abandonaron el cuarto dejando a Calvin y a Charlie solos. Los amigos empezaron a conversar sin saber que estaban siendo grabados. El audio de la conversación que sostuvieron Calvin Parker y Charlie Hickson dura aproximadamente cinco minutos y es conocido como la “Grabación secreta de Pascagoula”. Esta grabación fue la que terminó de convencer al Sheriff Diamond y a otros investigadores como Allen J. Hynek y James Harder de que Calvin y Charlie estaban diciendo la verdad.

Aquí se puede escuchar en este audio secreto hecho a Charlie Hickson  y Calvin Parker, donde puede constatarse la veracidad de sus relatos. Se ha escrito mucho sobre el contenido de esta grabación. Por un lado, ha sido utilizada por los investigadores del fenómeno ovni para defender la autenticidad del caso y por otro lado ha sido minimizada por algunos detractores. Lo cierto es que ninguna transcripción puede plasmar la atmósfera de aflicción y angustia que envuelve a la conversación que Parker y Hickson sostuvieron la noche del 11 de Octubre de 1973.  (Subtítulos en español).

.

LA NOTICIA SALE A LA LUZ PÚBLICA 

La misma noche de la abducción, antes de retirarse de la comisaria, Charlie Hickson le pidió al Sheriff Diamond quemantuviera discreción sobre lo sucedido, que no lo comentara con la prensa o con otras personas. El Sheriff aceptó; y esa noche terminó con los dos amigos regresando a sus casas pasada la medianoche.

La mañana del viernes 12 de Octubre de 1973, Charlie y Calvin se presentaron a trabajar al astillero Walker. Danny Davis, el jefe del astillero, declaró que ese día Charlie estaba tan nervioso que le temblaba la mano cuando fumaba y que no podía acercar la taza de café a su boca sin derramar el líquido.

Esa mañana, los teléfonos del astillero empezaron a recibir llamadas de periodistas de diferentes partes de Mississippi preguntando por los seres del espacio. Charlie inmediatamente llamó al Sheriff Diamond para reclamarle por no haber mantenido en secreto lo sucedido. El Sheriff Diamond le dijo que fueran a la comisaria porque su oficina estaba llena de periodistas y agregó:

Yo no sé como salió de esta oficina pero, en todo caso, no podemos privar al mundo de una historia como esta.

Este comentario del Sheriff Diamond permite sospechar que fue él mismo o alguien de su oficina quien filtró la información a la prensa para ganar protagonismo. Minutos después, esa misma mañana, Charlie y Calvin se reunieron con el dueño del astillero, Johnny Walker junior, quien se había enterado de los rumores y quería escuchar el relato de boca de sus empleados.

8
Dos de los artículos que habrían de publicarse en los días siguientes a la abducción de Pascagoula.

.

MEDIDAS CONTRA LA PRESIÓN DE LA PRENSA

Luego de escuchar la increíble historia, Walker les dijo que deberían conseguir un abogado que les proporcionara consejos legales para manejar mejor la situación. Los amigos aceptaron y Walker inmediatamente llamó a Joe Colingo, quien no solo era el abogado del astillero sino que estaba casado con su hermana. De acuerdo con las declaraciones de Colingo recogidas por el periodista Joe Eszterhas, cuando Walker le comentó a Colingo el caso de los abducidos, el abogado no mostró ningún interés en el caso. Fue cuando Walker le dijo a Colingo “Maldición, si ellos han visto lo que dicen haber visto, esta historia vale alrededor de un millón de dólares” que Colingo se interesó en el caso.

Horas después, los abducidos estaban en la oficina del Sheriff acompañados por Colingo, quien quería que estos se sometieran a un detector de mentiras para confirmar la veracidad de lo relatado y así poder conseguir más dinero por la historia. Se realizó una llamada a las oficinas de Alabama, pero las autoridades del lugar no querían involucrarse en un suceso de una naturaleza tan extraña. No se volvió a hablar de la prueba del polígrafo hasta días después.

Esa misma mañana, el ayudante del Sheriff Diamond, Barney Mathis, quien había estado en los interrogatorios de la noche anterior declaraba:

Yo tengo una mente abierta y tendría que ver las criaturas yo mismo. Pero ellos eran muy serios y ambos contaron la misma historia. Si estos dos muchachos están mintiendo, deberían estar en Hollywood. Se les veía tan asustados que yo temía que pudieran sufrir un paro cardiaco.

Ese mismo día, Charlie y Calvin fueron interrogados por Tom Huntley, el jefe de detectives de la comisaría de Pascagoula y uno de los detectives más respetados de Pascagoula. Huntley declaró para el periodista Joe Esterszhas sus impresiones sobre aquel interrogatorio:

Ellos estaban en shock, te podías dar cuenta, un shock muy fuerte, y en los catorce años que he estado en el negocio del crimen, y he hablado con asesinos y demás, nunca he visto a alguien en ese estado.

9
Charlie Hickson le indica al artista Curtis Watkins la forma de las criaturas que participaron en la abducción de la noche del 11 de octubre de 1973.

.
SE DESCARTA LA RADIACIÓN Y COLINGO SACA PROVECHO

Al mediodía del viernes 12 de Octubre, Calvin y Charlie empezaron a preocuparse por la radiación. Decían que quizás estaban contaminados y que podían contagiar a sus familias. El abogado Joe Colingo y el jefe de detectives de la comisaría de Pascagoula, Tom Huntley, llevaron a los abducidos al hospital de la zona; pero en éste no tenían los equipos necesarios para detectar radiación. Tom Huntley llamó a la Base Keesler de la Fuerza Aérea y les solicitó que examinaran a Charlie y a Calvin. Los oficiales de la Base Keesler aceptaron y los abducidos fueron examinados. El exámen determinó que no existían rastros de radiación en ninguno de los dos. Antes de retirarse de la Base Keesler, Charlie y Calvin, acompañados por Huntley, fueron interrogados sobre su experiencia por oficiales de la USAF (Fuerza Aérea de los Estados Unidos). La transcripción de este interrogatorio fue incluída en un reporte oficial. Este documento demuestra que a escasos tres años del cierre del proyecto Libro Azul y del supuesto final de las investigaciones de la USAF sobre el tema ovni, la USAF aún seguía interesada en este tema. Es más, el reporte del interrogatorio de la USAF es el único documento oficial del gobierno estadounidense sobre una investigación de un caso de abducción. Un detalle importante es que el reporte del interrogatorio incluye información sobre dos testigos adicionales que también vieron un ovni en la noche del 11 de octubre de 1973 incluyendo un oficial de policía llamado Raymond Broadus. Este documento sería importante para desbaratar algunas teorías que sostenían que el joven Parker nunca relató los hechos y que podría haber sido engañado por el señor Hickson. En este interrogatorio, como en otros realizados por el Sheriff Diamond o por Allen J. Hynek, Parker relata sus experiencias en detalle.

En el humilde pueblo de Pascagoula, Colingo, quien conducía un lujoso Cadillac, se hacía pasar por un importante hombre de mundo ya que por esas casualidades del destino había sido el abogado del famoso baterista de jazz, Buddy Rich (1917-1987) y solía impresionar a los sureños con sus historias de exclusivas fiestas del jet set de Las Vegas y Beverly Hills. Hickson y Parker no fueron la excepción, quedaron impresionados y lo aceptaron como su abogado. Según Joe Eszterhas, esa misma tarde se firmó un contrato que nombraba a Colingo como su representante y abogado, y que le otorgaba un porcentaje de los ingresos que se pudieran generar con la historia.

10
Primeras ilustraciones sobre los extraterrestres y el ovni de la abducción.

.

HYNEK Y HARDER ENTRAN EN EL CASO 

Para el sábado 13 de Octubre, la locura mediática estaba en pleno in crescendo. Varios diarios locales habían publicado la historia, equipos de televisión y redactores de noticias de diferentes lugares del territorio estadounidense, así como investigadores independientes, inundaban las calles de Pascagoula. Esa mañana, James Harder (1926-2006), investigador de APRO (Aerial Phenomena Research Organization), llegó a las oficinas del astillero Walker para reunirse con los abducidos y escuchar su historia. Luego, alrededor de las dos de la tarde, llegó el reconocido astrónomo, ufólogo y consultor científico del proyecto Libro Azul, J. Allen  Hynek (1910-1986).

Los abducidos volvieron a relatar su experiencia para Hynek. Luego de largos interrogatorios, Hynek y Harder decidieron que la hipnosis podría ayudarlos a recordar más detalles del suceso. Calvin y Charlie se negaron rotundamente a ser sometidos a hipnosis. Sin embargo, cuando Charlie le confesó a Harder que estaba sufriendo de dolores de cabeza desde la noche de la abducción, Harder logró convencerlo de que la hipnosis lo podría ayudar a eliminar esos dolores. Charlie se dejó hipnotizar pero cuando empezó a regresar mentalmente a los sucesos de la noche del 11 de octubre entró en pánico y tuvieron que detener la sesión. Charlie recuerda haber salido del cuarto del astillero especialmente acondicionado para el interrogatorio y haber visto entrar a Calvin. El joven no hablaría sobre lo ocurrido hasta muchos años después, en 1993, cuando daría una nueva y controversial versión de los hechos en un video que él mismo produjo titulado “The Alien Connection, The Calvin Parker Story”.

Pocos minutos después, Harder y Hynek presentaban una conferencia de prensa. Hynek declaró: “No son personas desequilibradas, no son unos chiflados….

La posición de James Harder fue menos objetiva: “Hubo algo ahí que no era terrestre, de donde vienen y por que están aquí es un tema de conjeturas pero el hecho de que están aquí [en este planeta] es una verdad más allá de una duda razonable”.

Años después, Hynek agregó:

Fui a Pascagoula con una posición negativa, pero hablé con estos hombres por bastante tiempo, escuché las cintas de audio que fueron grabadas cuando ellos no sabían que estaban siendo grabados, vi como Charlie se comportaba durante la hipnosis… Ellos han vivido una experiencia, punto.

11
A la izquierda, el investigador de APRO (Aerial Phenomena Research Organization), James Harder. A la derecha, J. Allen Hynek. Esta foto fue registrada durante la conferencia de prensa.

.

ACOSO DE LA PRENSA

El domingo 14 de Octubre muchos periódicos locales e internacionales habían publicado la historia de los pescadores de Pascagoula acompañada de las declaraciones de Harder y Hynek. Esa tarde, James Harder, antes de regresar a California, volvió a hipnotizar a Calvin pero, una vez más, tuvo que detener la sesión porque Calvin experimentó un fuerte estado de terror.

Para este entonces, las familias de Calvin y Charlie ya estaban sufriendo el acoso de los medios de comunicación. El lunes 15 de Octubre, cuatro días después de la abducción, Charlie y Calvin aún no podían reintegrarse a su trabajo normalmente porque los reporteros y las llamadas no los dejaban en paz. El dueño del astillero les propuso que se tomaran una semana libre para calmar la fiebre de los hombres del espacio y ellos aceptaron.

La locura desatada fue tal que el coronel James Howell de la oficina de Información Pública de la Fuerza Aérea se vio obligado a explicar la posición de la institución en el diario Mississipi Press:

Estamos fuera del tema ovni, y lo hemos estado desde 1969. La Fuerza Aerea no investigó, no investiga ahora, y no va a investigar reportes de ovnis. Cuando recibimos reportes de ovnis, si es que se sienten amenazados, referimos a la gente a sus autoridades locales.

El Sheriff Diamond explica la locura que se vivía en sus oficinas a causa del relato de los abducidos:

Recibimos llamadas de medios de comunicación de todo Estados Unidos. Es decir, TV y estaciones de radio que ni siquiera sabía que existían, una después de la otra. Nuestra central telefónica estuvo congestionada por casi cuarenta y ocho horas.«

Esta locura de los reporteros llegó a tal nivel que uno de ellos trató de entrar a la fuerza a un cuarto en el que se encontraban Parker y Hickson, gritando que si lo querían detener tendrían que dispararle.

12
Hickson al escuchar la grabación que el Sheriff Diamond realizó la noche del 11 de Octubre de 1973.

.

CODICIA Y DECEPCIONES

Al parecer, el Sheriff Diamond se había negado a revelar las grabaciones de audio de los interrogatorios. Según el periodista Joe Eszterhas, esto se debió a que el abogado Joe Colingo convenció al Sheriff de no revelar información a ningún periodista porque estos no estaban dispuestos a pagar un dólar por la historia. Colingo explicó al Sheriff que iba a vender la historia por buena cantidad de dinero para que se hicieran libros y películas y que le agradecería si tomaba esto en cuenta.

La investigación de Eszterhas es confiable. Eszterhas escribió el artículo para la revista Rolling Stone y esta revista, al margen de dedicarse a temas que no están necesariamente relacionados con el periodismo tradicional, tiene como cualquier revista de gran tiraje un estricto mecanismo de confirmación de información que comprueba los datos recogidos por sus cronistas o periodistas para evitar denuncias y juicios. Si Eszterhas hubiera publicado un dato falso, la revista Rolling Stone habría sido demandada inmediatamente por Colingo, quien no hubiera dejado pasar oportunidad como esa.

13
Portada de la revista Rolling Stone de enero de 1974 en la que se incluyó el artículo de Joe Eszterhas titulado “Claw Men from Outer Space” (“Hombres garra del espacio exterior”).

De acuerdo a los datos recogidos por Eszterhas, días después del incidente, la cadena de televisión NBC envió un equipo para filmar un reportaje sobre el hecho. Cuando Colingo se enteró que los enviados de la NBC no estaban dispuestos a pagar por la historia, los expulsó de Mississippi. Esterszhas relataría también que durante su encuentro con el abogado Colingo a finales de Octubre de 1973, este le pidió un millón de dólares por la historia. La realidad es que los abducidos nunca hicieron dinero con el caso; y Colingo nunca logró hacer realidad sus millonarios sueños. Lo único que consiguió fue que Charlie Parker fuera sometido a polígrafo por el operador Scott Glasgow y que fuera invitado al programa de televisión de Dick Cavett. Semanas después de su aparición en televisión, Charlie despidió a Colingo ya que se dio cuenta que su única intención era hacer dinero con el caso.

14
Scott Glasgow (derecha) le explica al Sheriff Diamond los resultados de la prueba del polígrafo realizada a Charlie Hickson.

.
Por su parte, a pocos días del evento, el detective Tom Huntley, quien había entrevistado personalmente a los abducidos, tuvo una original idea para hacer dinero: decidió hacer una parodia del interrogatorio que había realizado a los abducidos y grabarla en una cinta de audio para ofrecerla a algún sello musical. Esta parodia le abriría las puertas necesarias para convertirse en comediante. Huntley habló del tema con Colingo, y éste aceptó apoyarlo siempre y cuando hubiera dinero de por medio. Eszterhas relata que Huntley se paseaba con una grabadora en la mano probando sus chistes con los ciudadanos de Pascagoula. Pero, por si fuera poco, el mismo Huntley tenía una grabación de audio que supuestamente era el sonido del motor de un ovni en pleno vuelo. Huntley reproducía esta grabación a todo volumen a sus amigos más cercanos como prueba de la autenticidad de la visita de los hombres del espacio. El sonido supuestamente había sido registrado por tres oficiales ayudantes del Sheriff del condado cercano de Slidell en Louisiana, en la misma noche de la abducción de Parker y Hickson…

Sucedió que la noche del 11 de Octubre, los tres oficiales de Slidell habían recibido varias llamadas de los habitantes de Orleans Parish reportando ovnis. Los tres oficiales se dirigieron a la zona para interrogar a quienes habían realizado las llamadas y lograron observar por cinco minutos al ovni. Uno de los oficiales tenía una grabadora de sonido y registró el ruido que producía el objeto volador. Esta supuesta grabación conseguida por Huntley, empeoró la locura de los medios con el paso de los días y despertó la ambición de otros individuos…

Joe Colingo le relató a Joe Eszterhas que una mañana entró a la oficina de Orville Bryant, uno de los supervisores del astillero Walker, y escuchó que éste conversaba por teléfono lo siguiente:

Creo que los hombres-garra eran unos robots de Marte que vinieron aquí abajo, usted sabe, porque estamos construyendo un montón de cosas nuevas en el astillero y ellos querían saber por ellos mismos como construimos barcos aquí en el astillero Walker, esa es mi opinión, seguro, cuando usted quiera Senador.

Cuando Colingo preguntó quien estaba al otro lado de la línea, Bryant le reveló que era un senador de Iowa.

Similiar aprovechamiento de la situación tuvo Murphy Givens, un reportero del diario Mississippi Press Register de Pascagoula, que vendía la historia a las agencias de noticias a 25 dólares la copia. Y el mismo diario Mississippi Press Register produjo un folleto titulado ”UFOs over Mississippi, a seven day space odyssey” (“OVNIs sobre Mississippi, una odisea espacial de siete días”) que presentaba un resumen de los hechos del caso Pascagoula y que se vendía a un dólar.

15
Folleto informativo sobre el caso Pascagoula titulado “UFOs over Mississippi, a seven day space odyssey” (“OVNIs sobre Mississippi, una odisea espacial de siete días”) producido por el diario Mississippi Press Register a pocos días de la abducción. El folleto se podía adquirir por un dólar.

.
No obstante, el caso más lamentable de aprovechamiento sería el protagonizado por el Reverendo Billy Riddick, de la iglesia de Ocean Springs, una de las congregaciones religiosas más grandes de Mississippi. Por aquellos días, el Reverendo predicaba en sus sermones que Parker y Hickson habían sido poseídos por Satán y que los supuestos extraterrestres eran en verdad los demonios de los que habla el evangelio de Mateo. Pocos días después de la abducción, a la medianoche, el ufólogo Stephen Putnam estaba investigando en el lugar de los hechos, cuando se encontró con el Reverendo. Éste último (que había escuchado rumores que decían que los seres del espacio se comunicaban telepáticamente) pensó que Putnam estaba en el lugar para invitar mentalmente a los demonios y decidió detenerlo. Nadie sabe cómo, pero esa noche Putnam se entregó a Cristo y fue bautizado por el reverendo. Al día siguiente, Riddick relató el episodio a sus fieles:

¡Anoche Stephen Putnam aceptó a Cristo como su salvador! y yo lo escuché esta mañana diciendo, después de haber sido salvado y bautizado, ‘¡Yo estuve allá afuera anoche esperando al demonio!, entonces le pregunté, le dije, ‘¿los hombres que creen en ovnis van a estos lugares y a través del pensamiento le rezan a estos seres? y él dijo, ‘Si, lo hacen’, ¿y ustedes saben lo que es esto? Esto, mis amigos, es posesión demoniaca.

No contento con su propaganda, el Reverendo firmó un contrato con un sello musical de Cincinnati para producir un álbum titulado “Visitantes del espacio exterior, lo que dijo el Señor…” basado en el sermón que ya vendía en su iglesia a dos dólares en cassettes de audio de 90 minutos. La publicidad de los cassettes, publicada en uno de los periódicos de Pascagoula durante las últimas semanas de Octubre decía:

Prueba concluyente de la Biblia que no existe la vida en otros planetas. ¿Hay una explicación bíblica para la aparición de extrañas criaturas en la Tierra? ¡Sí!, y usted necesita la respuesta.

Sí, todos querían hacer ganancias a costa de la traumante experiencia de Parker y Hickson.

16
A la derecha, dentro de un recuadro, la publicidad del famoso sermón del Reverendo Riddick sobre los demonios del espacio que atacaron Pascagoula. El sermón duraba noventa minutos, estaba grabado en un cassette de audio doméstico, y se podía adquirir por la módica suma de dos dólares.

.
ATAQUES Y PRUEBAS A FAVOR DEL CASO

Los contrarios al tema sostenían que una abducción en el lugar señalado por los afectados era imposible sin poder haber sido presenciada por los vigías de las dos garitas cercanas: la del puente de la carretera 90 y la del puente ferroviario. Sin embargo, la noche de Setiembre de 1975, un camión se estrelló contra uno de los lados del puente de la carretera 90, a poco menos de 100 metros de la garita de control del puente, y el operador no había visto nada. Su descuido fue tan grande, que el accidente fue descubierto a la mañana siguiente gracias al hueco que el camión hizo en la barrera del concreto del puente. El camión y el cadáver del conductor fueron hallados flotando en el río y el operador del puente ni lo había notado. En cuanto a la garita del puente ferroviario, el investigador William Mendez observó que el televisor del operador de la garita estaba ubicado en una posición que bloqueaba completamente la vista al lugar de la abducción.

Otro argumento en contra es que la carretera 90 tiene un nivel de tráfico regular durante la noche y que alguno de los conductores debería haber reportado algo inusual la noche de la abducción. Pero hay dos observaciones importantes:

• Entrando a Pascagoula (de derecha a izquierda en la vista aérea de la imagen inferior), el lugar de la abducción se encuentra al lado derecho, pero entrando al puente no es visible porque la vegetación es tan alta que bloquea la visión. Siempre podemos alegar que se puede observar la zona aérea sobre el lugar de la abducción y esto podría haber permitido observar al ovni mientras emitía pulsos azules, pero también podríamos decir que esto duró pocos minutos y que podría haber pasado como un simple helicóptero. En todo caso, el lugar de la abducción se vuelve visible una vez que lo hemos rebasado. Es decir, el conductor o pasajero tendría que voltear para poder observarlo.

• Saliendo de Pascagoula (de izquierda a derecha en la vista aérea de la imagen inferior), el lugar de la abducción se encuentra al lado izquierdo. Varios tests realizados por el equipo de William Mendez han demostrado que en esta dirección el lugar de la abducción es visible solamente por unos segundos antes de llegar a la parte central del puente, luego la vista es bloqueada por una barrera de cemento que divide las vías del puente.

17
En esta imagen aérea se puede apreciar la ubicación de las garitas de control de los puentes del rio Pascagoula. Arriba, identificada como B, está la garita de control del puente ferroviario. Abajo, identificada como A, está la garita del puente de la carretera 90. A la izquierda, identificado como C, está el lugar dónde tuvo lugar la abducción.

.
Además, en fechas próximas y durante la misma noche del incidente, se recibieron varios reportes de avistamientos de ovnis por Mississipi…

• El 12 de setiembre de 1973 en Griffin, Georgia, un granjero declaró haber visto un objeto brillante descender en su granja el día anterior. Según el granjero, el objeto dejó una marca del tamaño de una pelota de básquet en su campo y luego desapareció en una nube de humo.

• El 3 de octubre de 1973 en Hornbeak, Tennessee, el Sheriff del condado Obion, Nathan Cuningham declaró haber visto tres objetos voladores con luces de color rojo, verde, azul y blanco.

• El 7 de octubre en Petal, Mississippi, el oficial de policía del condado Forrest, Charles Delk recibió una llamada de las oficinas del Sheriff indicándole que un ciudadano había reportado un extraño objeto volador con luces de color verde y azul. Delk se negó a verificar el reporte alegando que él mismo había recibido llamadas parecidas. Minutos más tarde, se le informó a Delk que la mujer que había reportado el ovni estaba realmente asustada. El oficial llegó al lugar de los hechos alrededor de las 8:30 p.m. Luego de hablar con la persona que hizo la llamada, Delk inició el viaje de regreso. No había manejado más que unos pocos minutos cuando vio algo flotando encima de las copas de los árboles. El objeto tenía luces amarillas y forma ovalada. Delk comunicó a la base que seguiría al objeto. Delk lo persiguió por casi ocho kilómetros. El objeto se detuvo sobre una instalación eléctrica y Delk vio unas flamas azules salir del mismo. El oficial Delk llegó a estar tan cerca del ovni que reportó a su base que se encontraba “justo debajo del objeto”. En este momento, el vehículo y la radio de Delk dejaron de funcionar inexplicablemente por quince minutos. El oficial, minutos después, volvió a encontrar al objeto volador y lo vio desvanecerse en el aire.

• El 9 de octubre en Biloxi, Mississippi, varios oficiales de policía declararon haber observado en el cielo un objeto parecido a una estrella fugaz pero que en lugar de caer iba hacia arriba. Por otro lado, un ex concejal de la ciudad de Pascagoula reportó haber visto un ovni; mientras tres personas reportaron haber visto una extraña luz azul en el área del río Pascagoula en la que ocurriría la abducción de Parker y Hickson, y un meteorólogo de Columbia reportó un extraño objeto en su radar que no parecía ser un avión.

• El 10 de octubre en New Orleans, quince personas, incluyendo a dos policías, reportaron haber visto un ovni de grandes dimensiones volando encima de unos edificios en Tammany Parish.

• La noche del 11 de octubre, mientras que Parker y Hickson se encontraban en la oficina del Sheriff Diamond relatando su experiencia, un ex piloto llamó y reportó haber visto un ovni alrededor de las 8 pm cerca del río Pascagoula.

• Esa misma noche, Larry Booth, un veterano de la Segunda Guerra Mundial, residente de Pascagoula, estaba apagando las luces del jardín de su casa para irse a dormir cuando observó un ovni encima de los postes de luz de la calle. El objeto parecía estar suspendido en el aire y tenía luces de color rojo que se movían en la dirección de las agujas del reloj. Larry Booth no escuchó ningún ruido y lo vio alejarse por encima de las copas de los árboles.

18_118_2

A la izquierda, el oficial de policía del condado Forrest, Charles Delk. A la derecha, Larry Booth, un habitante de Pascagoula.

.
El importante testimonio de Cataldo:

Mike Cataldo, un oficial retirado de la marina estadounidense que estuvo destacado en Mississippi en 1973, declaró haber visto un ovni la misma noche de la abducción de Hickson y Parker volando sobre la misma zona en la que se encontraban Hickson y Parker pescando. La entrevista a Mike Cataldo, realizada por Natalie Chambers, fue publicada por el Northeast Mississippi Daily Journal el 21 de octubre del 2001. Según Cataldo, él no fue el único que vio al ovni la noche del 11 de octubre de 1973. Minutos antes del ocaso, Mike se encontraba con los marinos Ted Peralta y Mack Hanna en un vehículo recorriendo la carretera 90, la misma que cruza el río Pascagoula muy cerca del lugar de la abducción. Cataldo, quien se encontraba en el asiento trasero del vehículo, recuerda que el objeto era del tamaño de un avión comercial y se movía muy rápido. Los tres marinos se detuvieron a un lado de la carretera para observarlo. Cataldo relató que otros motoristas disminuyeron su velocidad para observar al objeto, el cual aceleró y desapareció en segundos. Minutos después, Cataldo se separó de sus compañeros y cambió de vehículo. De regreso en la carretera y con la oscuridad empezando a caer, Cataldo volvió a observar al mismo objeto y lo volvió a ver desaparecer de la misma manera que la primera vez.

A la mañana siguiente, Cataldo reportó verbalmente el incidente a su jefe de división de la marina y al Comandante Heath. De acuerdo con la versión de Cataldo, Heath no escribió un reporte oficial sobre lo relatado por Cataldo. Incluso, Cataldo recuerda haber llamado posteriormente a la Base Aérea Keesler para reportar el hecho. Una operadora de la base tomó nota del relato pero Cataldo no fue contactado posteriormente por el personal de la Base Aérea. Los testimonios de Larry Booth y Mike Cataldo, entre otros presentados en este artículo, indican que algo realmente inusual sucedió la noche del 11 de octubre de 1973 en Pascagoula.

19
En la imagen se puede apreciar la altura de la vegetación que rodea el lugar de la abducción y que bloquea la visibilidad cuando se llega a Pascagoula desde el puente y se tiene el lugar de la abducción sobre el lado derecho.

.
Hickson vuelve a ser «contactado»:

Intentando buscar un ambiente de paz para aliviar presión, en Enero de 1974, Hickson salió a cazar ardillas en un pequeño bosque cercano a la ciudad de Gautier, a pocos kilómetros de Pascagoula. Charlie relató así su experiencia al investigador Mendez:

La escopeta estaba encima de mis piernas. Acababa de comerme un sandwich y una naranja cuando se hizo evidente que no nada se movía a mi alrededor. Ni siquiera las aves, eso parecía realmente extraño. Luego los vi. La misma nave que Calvin y yo habíamos visto antes, estaba flotando sobre el suelo a una distancia de alrededor de setenta metros en un claro del bosque. Antes de que pudiera pensar un mensaje de ‘radio’ llegó a mi mente: ‘No queremos hacerte daño. No queremos hacerle daño a nadie. Puedes comunicarte con nosotros después. Has resistido. Has sido elegido. No tienes que tener miedo, nos comunicaremos de nuevo”. La ‘radio’ se apagó, la nave se fue. Yo no me había movido.

Charlie fue sometido a una sesión de hipnosis por el Dr. Kraus y no se hallaron contradicciones en su testimonio.

20
Charlie bajo hipnosis por el Dr. Kraus.

.
EL TERCER «CONTACTO»

Sucedió una noche de febrero de 1974. Charlie se encontraba durmiendo cuando los ladridos de un perro, que parecían provenir del jardín detrás de su casa, lo despertaron:

Mientras caminaba detrás de la casa hacia el área de madera, yo vi que el perro corría como si alguien lo estuviera persiguiendo. De pronto, la ‘radio’ se encendió de nuevo: ‘Tienes que decirle al mundo que no queremos hacer daño. Tu mundo necesita ayuda. Nosotros ayudaremos en el futuro antes de que sea muy tarde. Tu aún no estás preparado para entender. Regresaremos pronto’. La ‘radio’ se apagó. No había nada más que un cielo limpio lleno de estrellas. Me quede ahí varios minutos pero ese fue el final del mensaje.

Durante una nueva sesión de hipnosis, Charlie se negó a contar más, y aseguró que mientras estuvo con los ojos cerrados, vió una luz blanca intermitente muy cerca a su rostro. Kraus y Mendez le preguntaron si alguien le había dicho que no revelara más detalles sobre el mensaje y Charlie respondió que cuando él dijo “No puedo contar más” fue como si alguien le estuviera pidiendo que no hablara sobre lo sucedido.

21
Charlie Hickson en el jardín que se encuentra detrás de su casa. En este lugar tuvo su tercer contacto en enero de 1974.

.
El último «contacto»:

El 12 de mayo de 1974, Charlie, su esposa Blanche, su hijo Curt de doce años, su hija Tisha de 20 meses, su hija Sheila con su esposo Kenny, y el hermano menor de Kenny se encontraban en el vehículo de Kenny recorriendo la carretera 67 en dirección a Ocean Springs cuando Charlie vio que una luz los estaba siguiendo. La luz se fue acercando y Charlie observó como Sheila le señalaba la luz a Kenny. Charlie le hizo señales a Blanche y a Curt indicándoles la luz. La luz se acercó hasta estar en paralelo con el vehículo y luego los rebasó. Kenny, quien conducía el vehículo, se detuvo a pedido de Charlie. El objeto descendió ligeramente sobre la carretera y se colocó frente a Charlie y su familia, flotando en el aire. Charlie relató su experiencia al investigador William Mendez:

Blanche estaba gritando y temblando. Ella había alterado a Tisha, quien estaba llorando. Kenny había detenido el carro y estaba tratando de salir del mismo. Blanche se puso histérica cuando la nave cruzó la carretera, se puso al lado derecho del vehículo y bajó cerca al suelo. El área entera alrededor del lugar en el que la nave descendió estaba bien iluminado (por las luces que el ovni tenía en la parte de abajo). La nave estaba a noventa metros de distancia, era muy grande, medía treinta metros y tenía una ventanas a lo largo (de su perimetro). Blanche se sostenía de mí y gritaba. Ella no me dejaba salir. Yo decía: ‘Yo debo ir, los seres están a bordo, debo encontrarme con ellos.’ Los niños estaban asustados pero no histéricos: ‘Papá, no vayas, mamá se pondrá mal.’ Esta era la oportunidad que había estado esperando, encontrarme con los seres que, seguramente, estaban dentro de esa nave. Luego, la ‘radio’ se encendió: ‘Puedes irte, habrá otrá oportunidad, otro lugar’. La ‘radio’ se apagó. ¿Cuándo se terminaría todo esto? ¿Qué es lo que esas criaturas tenían que decirme? y ¿cuánto tiempo pasaría hasta que me pudiera comunicar con ellos?.»

También en agosto de 1974, el investigador Mendez visitó la zona de la carretera 67 en la que ocurrió el hecho. Mendez comprobó que en esa zona, la carretera ofrecía un panorama claro sin obstáculos que pudieran haber obstruído la visión de los familiares testigos.

22
A la izquierda, Blanche Hickson, esposa de Charlie Hickson y testigo del último contacto. A la derecha, Charlie y su hijo Curt en el lugar del último contacto.

.

CONSECUENCIAS DEL CONTACTO

Mientras Parker prefirió mantenerse lejos de los medios. Hickson, como bien explica William Mendez en 1983, no hizo dinero con el caso:

Charlie solo ha aparecido dos veces en talk shows de televisión nacional, y esos shows habitualmente pagan poco más que los gastos del invitado. Las conferencias que Charlie ha dado en iglesias, escuelas, y otras asociaciones, públicas y privadas, algunas veces le han generado una prima de unos pocos cientos de dólares por dar la conferencias. Algunas de estas organizaciones solo han pagado sus gastos, otras no han pagado nada. El número total de apariciones pagadas que Charlie ha hecho en los últimos nueve años (de 1974 a 1983) no pasa de cuarenta, incluyendo aquellas en las que la “paga” consistía solamente en sus gastos de viaje y de alojamiento.
Para todas las entrevistas, escritas, filmadas o grabadas, Charlie, prácticamente, no ha recibido nada. Creo que una compañía canadiense de películas le dio unos pocos cientos de dólares por una entrevista filmada…Considerando el tiempo perdido en el trabajo inmediatamente después de la abducción y el tiempo perdido posteriormente, porque Charlie tomó tiempo libre para poder viajar y hablar en estas conferencias, él probablemente ha salido perdiendo a nivel financiero.

23
Hickson murió en el 2011, probablemente, sin una explicación definitiva de lo que sucedió la noche del 11 de Octubre de 1973. Sus experiencias, reales o no, son una muestra del estado de desesperación en el que lo sumió la incertidumbre. 

24

.
EL CONTROVERTIDO TESTIMONIO DE CALVIN PARKER

Entre 1973 y 1993, Parker declaró muy pocas veces sobre su abducción. Entre ellas: algunas entrevistas para televisión y radio realizadas en los días posteriores a la abducción, la declaración al Sheriff Diamond, la declaración en la Base Aérea Keesler, la declaración a James Harder, la declaración a Allen J. Hynek, una larga entrevista realizada por Mendez en 1975 y una sesión de hipnosis con el Dr. Kraus en 1976.

En el testimonio de Parker de 1993, el video dura menos de una hora. Se trata de un video de muy bajo presupuesto, que casi carece de post-producción. Si el video hubiera sido producido con un presupuesto mínimo se habrían incluído recreaciones en las calles de Pascagoula, entrevistas a los personajes involucrados o al menos, algunas imágenes o escenas en el muelle en el que ocurrió la abducción. Nada de eso existe en este video, en el que solo vemos a Parker contándole su historia a la cámara.

Pero lo más extraño es el testimonio:

Violado. Yo he sido violado. Yo he sido violado por criaturas de otro planeta.
Y cuando vinieron (los seres que parecían robots), uno de ellos me inyectó algo en el brazo, y mi cuerpo quedó totalmente paralizado, no podía sentir nada, no podía mover nada, mis músculos estaban paralizados.
Originalmente dije que me había desmayado, eso no es la verdad. He mantenido este secreto por diecinueve largos y duros años, y realmente me ha molestado. Esta noche les estoy contando la verdad sobre lo que sucedió…Yo no quería hablar sobre esto, yo quería hacer como que nunca ocurrió, por eso cuando me preguntaron sobre mi experiencia, yo dije que me desmayé [entró en shock]. Eso fue una mentira, yo nunca me desmayé. Estuve conciente todo el tiempo que duró mi experiencia.
Originalmente dije que me había desmayado, eso no es la verdad. He mantenido este secreto por diecinueve largos y duros años, y realmente me ha molestado. Esta noche les estoy contando la verdad sobre lo que sucedió…Yo no quería hablar sobre esto, yo quería hacer como que nunca ocurrió, por eso cuando me preguntaron sobre mi experiencia, yo dije que me desmayé. Eso fue una mentira, yo nunca me desmayé. Estuve conciente todo el tiempo que duró mi experiencia.
Ellos [los seres que parecían robots] me llevaron a un cuarto, y me dejaron en una mesa…Yo no estaba realmente asustado porque supongo que me habían drogado…Vi que algo salía de la puerta, este ser era más extraño que los seres que me habían llevado al cuarto…este ser se acercó a mí, levantó mis encías, vio mis encías e inyectó algo como una aguja en mis encías, yo llevaba puesta una camiseta blanca esa noche y me di cuenta que la sangre de mis encías estaba manchando mi camiseta blanca…supe que el ser era una mujer porque vi unos pequeños pechos en ella…ella se acercó a mí y me bajó los pantalones casi hasta las rodillas…y me inyectó algo como una aguja o algo parecido debajo de mi pene…ella se volteó y salió del cuarto, y yo pensé ‘Dios, esto se terminó, quizás tenga una oportunidad de sobrevivir a esto o salir. Pero, en ese momento, realmente me sentí violado.

A continuación, según su nuevo relato, Parker se levantó y se subió los pantalones. La mujer extraterrestre regresó y Parker pudo observar que ella tenía dos grandes ojos, nariz y boca. Parker se lanzó encima de ella para tratar de escapar pero inmediatamente después de tocarla quedó paralizado. Parker trató de comunicarse verbalmente y no pudo hablar. Luego, recibió un mensaje mental de la mujer alienígena:

Mira, estás aquí por una razón, quizás no conozcas esta razón, pero te hemos traído por una razón. Y a diferencia de todos los demás que han tenido experiencias diferentes, te digo que no queremos hacerte daño.

Después del mensaje, las tres criaturas que parecían robots entraron al cuarto en el que Parker se encontraba y lo regresaron flotando al lugar del que lo habían secuestrado. Parker relata que después de la abducción se aisló en su casa del condado Jones. Días después, se internó en un hospital por cinco días no por una crisis nerviosa, como se sostuvo originalmente, sino para descansar y olvidar el hecho. En los años siguientes, Parker no dejó de recordar lo sucedido aquella noche de octubre de 1973:

Me gustaría que les hubiera ocurrido (la abducción) a ustedes…No saben las pesadillas que he tenido…no saben lo que he pasado física y mentalmente a causa de esto. Yo sabía que un día tendría que subir a otra nave de nuevo…Yo empecé a ser torturado en mis sueños, en las noches me despertaba sudando…me di cuenta que tenía una infección en mi brazo que aparecía cada tres o cuatro meses…me di cuenta que en el lugar del que sacaron sangre de mis encías, mis encías se hinchaban y realmente me producían dolor y no podía masticar, perdí mucho peso, casi 10 kilos…Yo recuerdo la cruel abducción y lo que ella me hizo y, a menudo, me pregunto, ¿Por qué yo? ¿Por qué?

25

.

LA RARA REVELACIÓN DE AQUEL VÍDEO

No se sabe si lo que sigue puede tomarse como verdadero o fruto del trauma del primer contacto, lo cierto es que Parker aseguró en el video que en Marzo de 1992, vivió un nuevo contacto…

Mientras se encontraba en la carretera con un amigo, el vehículo dejó de funcionar. Parker estaba a punto de inspeccionar los cables de la batería del vehículo cuando escuchó un ruido. Al voltear, vio una luz azul que provenía del bosque al lado de la carretera. Esta luz le recordó las luces azules del ovni de 1973. Calvin Parker entonces se internó en el bosque, buscando el origen de las luces. Después de caminar unos minutos, Parker encontró una nave que flotaba a menos de medio metro del suelo. La puerta se abrió y él ingresó a la nave. Dentro le esperaba la misma mujer «extraterrestre», quien en inglés confesó:

Te puedo probar que diecinueve años atrás cuando te trajimos por primera vez, te dije que tenías una misión en este mundo y te dije cual era esa misión…Te dije que podíamos conquistar este planeta sin siquiera disparar un tiro…eso va contra nuestra religión, matar a alguien va contra nuestros ancestros pero podemos hacerlo y dejar que ustedes se maten unos a otros. Mira el SIDA. Nosotros hemos traído el virus del SIDA a los humanos. Necesitamos ayuda. Hemos destruido nuestro planeta, y solo quedan pocos de nosotros y necesitamos un lugar a dónde ir, queremos vivir junto con ustedes en este planeta pero no hay forma de que podamos vivir juntos porque ustedes están destruyendo el planeta.

La mujer extraterrestre le confesó que su raza había construído las pirámides, que su raza le había enseñado a los humanos como construir diferentes cosas y que también habían sido quienes les habían enseñado a los humanos a contar el tiempo. La alienígena continuó con su mensaje:

Todos ustedes tendrán que poner su nivel moral en regla…Si no lo hacen, este mundo no durará mucho. Compartimos el mismo Dios. Tenemos el mismo Dios pero nosotros hemos destruido nuestro mundo y Dios nos dejó destruir nuestro mundo, y ahora ustedes están destruyendo nuestro [.nuevo.] mundo porque ustedes no saben como vivir, no saben que hacer. Todas las respuestas están en el libro y este libro es la Biblia.

La mujer le prometió a Parker que le daría unas transcripciones extraterrestres, supuestamente de la Biblia, para que él las usara como evidencia. Por su parte, Parker también le hizo una promesa:

Yo le di mi palabra de que difundiría esta historia, que se la contaría a las personas y que trataríamos de detener las matanzas, los asesinatos, las enfermedades y la contaminación.

Luego, Parker le preguntó por las criaturas que lo habían inmovilizado en 1973 y ella le contestó que eran robots. Parker observó que estos “robots” estaban fuera de la nave recogiendo algunos ladrillos y caña de azúcar de un campo cercano. Parker asegura que esta misión divina fue la que lo impulsó a revelar su verdad:

Es por esto que he dado un paso al frente después de diecinueve años, no hay otra razón, estoy en una misión de Dios para contarle a la gente sobre esto y es lo que voy a hacer.

El contacto post-abducción terminó cuando el amigo de Parker, que lo estaba buscando por el bosque, llegó al lugar en el que se encontraba la nave y amenazó a los robots con una llave de tuercas. Parker le gritó a su amigo que se calmara y se marcharon como si nada hubiera pasado:

Y nos volteamos y caminamos hacia el camión, subimos al camión y esa noche llegamos al cuarto del motel. En el cuarto de motel, de pie, las lagrimas empezaron a caer de mis ojos ya que había visto a nuestro mundo destruirse. Se que ella regresará para verme. Yo se que ella me traerá esas transcripciones y estoy seguro que son lo mismo que nuestra Biblia. Yo se que tenemos el mismo Dios y se que estamos destruyendo a nuestro mundo. Yo se que estas criaturas han traído el virus del SIDA y se que tienen una cura para esto.

26
Calvin Parker y Charlie Hickson reunidos a finales de los ’90.

.
DETALLES SOBRE EL VÍDEO Y DESPEDIDA

• Parker menciona que durante la abducción de 1973 su camiseta blanca estaba manchada de sangre. Sin embargo, nunca fue mencionado en ningún reporte ni narrado por Hickson. ¿Además, dónde está la camiseta blanca manchada de sangre?
• El hecho de que los extraterrestres del primer contacto compartan libros como Éxodo, Job o 1º a los Corintios (libros que forman parte de la Biblia) con nosotros es imposible, cuanto que estas escrituras narran vivencias de terrícolas y por tal dirigidas a terrícolas.
• El amigo que menciona Parker en el video jamás apareció y hasta el momento se desconoce su identidad.

Todo hace suponer que Parker fue presionado a encontrarle un sentido «espiritual» al primer contacto. Hasta la fecha del video, él pertenecía a una congregación religiosa.

El tiempo avanza inmisericorde y el vacío continúa, no solo en Parker y Hickson sino en todos los que tratamos, sinceramente, de entender la naturaleza de este fenómeno que parece esconderse entre los pliegues de la realidad. La verdad sobre el caso Pascagoula aún queda esquiva y exige a las mentes más abiertas del presente un esfuerzo por discriminar lo cierto de las alucinaciones propias de esta experiencia traumatizante.

27
Simulación computarizada de los supuestos humanoides
.
.

DEFINITIVAMENTE ESTE CASO ES UNO DE LOS MÁS ENIGMÁTICOS DE LA FENOMENOLOGÍA OVNI. SUS PROTAGONISTAS NO PARECÍAN HABER INCURRIDO EN GRANDES CONTRADICCIONES. LO QUE SI ES SEGURO ES QUE EL CASO DE PASCAGOULA CONTINUARÁ EN EL MISTERIO, QUIZÁS, POR SIEMPRE.

.

.

Categorías:

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s